Conocé su nueva Maison

El diseñador de alta costura Darío Lobato, sorprende en cada una de sus creaciones.  Su colección, a lo largo de 26 años de profesión, crece a la par de las nuevas tendencias sin ajustarse a premisas preestablecidas e imponiendo, en cada prenda, una impronta personal que lo distingue de sus pares.

Quizás el éxito de sus diseños se base en su forma de conectarse con sus clientes: largas entrevistas previas para interiorizarse sobre la personalidad,  cuerpo y gustos de quien solicita su trabajo.  Es así que el resultado es un punto intermedio entre lo que las personas buscan y lo que su experiencia indica para cada diseño. Su avezada visión del buen gusto, la observación permanente de cada clienta y su experiencia para resaltar lo mejor de cada cuerpo y ocultar aquello menos agradable, dan como resultado creaciones que no pasan desapercibidas.

Con infinita sutileza, Lobato logra desviar los deseos equívocos  de quienes a él acuden para el diseño de indumentaria de gala, hacia el correcto acabado de un vestido que coloca a quien lo viste en el centro de atención de la reunión convocante.

La mezcla de texturas, su atrevida manera de combinar  colores, los perfectos acabados a mano y el movimiento que logra en cada una de sus prendas, ponen el sello  distintivo.

Lobato busca en cada creación la libertad de movimiento, la sensación volátil y liviana que elige a partir de la combinación  de texturas que van de la gasa más sutil al encaje más elaborado y la audaz mezcla entre ambos…

Su diseñador “fetiche” es el libanés Elie Saab, más conocido internacionalmente por sus iniciales “E S”.  Esta elección no es casual… Si bien sus diseños no se parecen a los de “E S”, sí lo identifica el movimiento que muestran sus prendas aún estando en la pasividad de un maniquí…

Darío Lobato es un diseñador distinto, atrevido, audaz, “jugado”. Jamás una de sus clientas pasará inadvertida…  Tampoco se destacará por los excesos: tan sólo se distinguirá por el buen gusto y lo adecuado de la prenda que luzca y lo acorde con la ocasión en que lo haga.

El 31 de agosto, Lobato inaugura en Montecastro una Maison a la medida de la distinción de su clientela. Allí, quien acuda en busca de un modelo diferente y único, también encontrará accesorios y asesoramiento en peinados y maquillaje que acompañarán y completarán la prenda que se confeccione.

Lobato pone su impronta en la libertad… su sello en la distinción y su firma en el acabado preciso de sus diseños. Esto lo logra a partir de una premisa indispensable para todo creador: su trabajo es su mayor pasión y el resultado es la realización de modelos únicos e irrepetibles. Esta realidad se plasma en el crecimiento que se ha producido en los últimos años tanto en su vida profesional como en la cantidad de clientes que cada día se acercan a su Maison.